La importancia de tener propósito y visión en tu organización

Actualmente la mayoría de las organizaciones más importantes del mundo están enfocadas en tener un propósito, sin embargo; otras todavía no son conscientes de todo lo que representa este concepto para mejorar.  

Contar con un propósito es clave. El éxito de cualquier organización está basado en la fidelidad a un propósito y a una visión incluyente, elementos que también están pensados en las necesidades de todos sus integrantes.

En ocasiones hemos confundido la diferencia entre propósito y misión, y aunque ambas cosas se relacionan; cada una es diferente. La misión es a donde quieres llegar y el propósito es la razón.

Por ejemplo la misión de Apple, está centrada en ser una empresa líder en informática; pero el propósito de Steve Jobs siempre fue crear productos tecnológicos innovadores con un diseño atractivo. Existirán otros productos que compitan con los de esta marca, pero su propósito es lo que ha logrado cautivar a tanta gente durante años.      

Un propósito satisface necesidades específicas

Satisfacer las necesidades y expectativas básicas de un equipo laboral es una función cumplida por casi todas las empresas. La diferencia se presenta cuando hay un propósito y una visión, ahí es donde comienzan a satisfacerse necesidades específicas; como el tener un sentido de pertenencia y realizar trabajos que potencialicen la creatividad. Un empleado inspirado, conoce perfectamente su camino al éxito.      

Inicia con un “por qué”

Un propósito debe responder a cualquier interrogante. Debe ser el diferenciador de tus acciones y va más allá de simplemente hacer dinero. El propósito justifica tu energía en determinadas causas.   

Simon Sinek dice en su best seller Start Whit Why, que la mayoría sabe lo que hace una organización, pero solo algunos saben el por qué. Los líderes basados en un propósito pueden compartir claramente su misión, pero aquellos que están motivados en ella, no pueden externar su propósito y por lo tanto son más propensos a distraerse por las nuevas tendencias, a darse por vencidos, ser vistos como oportunistas y finalmente a evitar riesgos que puedan representar innovación empresarial.

Tener un propósito brinda relevancia a una marca y a todos los que la representan. El punto de partida es tener una idea que alivie las tensiones y por lo tanto proporcione buenas experiencias.

Algunos estudios han demostrado que las personas que están profundamente conectadas con el porqué de su trabajo, tienden a ser líderes efectivos que probablemente estén más satisfechos con sus carreras y sus vidas personales. Como líderes impulsados por un propósito, es probable que inspiren a los empleados impulsados por un propósito. Un estudio de Joyce Bono y Timothy Judge encontró que cuando los líderes están conectados a un propósito personalmente significativo, tienen más probabilidades de conectarse a un propósito más elevado también.

La gente joven (millenials), además de buscar un salario que satisfaga sus necesidades buscan un propósito en su empleo, el cual es determinante para inspirarlos. Al ser líder de una empresa debes priorizar la existencia de tu propósito, de lo contrario; es probable que pierdas a las personas más talentosas del mercado laboral.

Comparte ese “por qué” con tu equipo

Aunque la mayoría de colaboradores pueden reconocer lo que hay detrás de una empresa, pocos son capaces de explicarlo. Sinek señala que los empleados solo están conectados con lo que aparecerá en sus cheques al llegar la quincena, pero aquellos que conocen y están de acuerdo con el por qué; dejarán su sangre, sudor y lágrimas al desempeñar su labor. Un líder también debe escuchar los porqués de las personas que trabajan en su equipo.

Sigue en contacto con tus clientes

Alcanzando cierto nivel de liderazgo en el mercado, es común perder contacto con los usuarios finales. Cuando eso pasa, se empieza a perder la importancia de nuestro propósito. Toma el tiempo necesario para acercarte a ellos, recordárselo y entender lo que les gusta de tu empresa, lo que piensan y por qué creen que tus servicios o productos son necesarios.  

¡Tener un propósito y una visión poderosa, siempre será fundamental para atraer a las personas correctas y caminar con ellas al triunfo! ¿Ya sabes cuáles son los tuyos?