¿Cómo darles salario emocional a tus empleados?

Cada vez son más las empresas que entendiendo a las nuevas generaciones implementan el llamado “salario emocional”, es decir, prestaciones, incentivos o beneficios adicionales al salario económico que hacen que, entre otros beneficios, se reduzca la rotación laboral, el ausentismo y aumenten la productividad.

Este conjunto de compensaciones no económicas además de promover la retención de trabajadores, también permite a las empresas diferenciarse de otras, haciéndolas realmente atractivas para la adquisición de nuevo talento quienes incluso están dispuestos a aceptar pese a no contar con una oferta de sueldo tan atractiva.

Y es que en la actualidad, el que un empleado tenga un muy buen sueldo no garantiza que por ello esté satisfecho y comprometido con la empresa. En cambio, los empleados que aunque pueden no estar satisfechos con su percepción económica se encuentran altamente comprometidos y motivados con el trabajo que realizan por todos los beneficios no cuantificables del salario emocional.

Elementos del salario emocional

Detalles como contar con café gratis para los empleados, poder trabajar desde casa e incluso contar con convenios de descuento para empleados, crean trabajadores satisfechos y productivos.

Enseguida encontrarás algunos elementos que puedes implementar en tu organización para brindar salario emocional a tus colaboradores, desde los que requieren poca o nada de inversión, hasta algunos más elaborados:

Balance entre trabajo y vida personal

Horario flexible:

Cada persona tiene un bioritmo distinto, algunos funcionan mejor muy temprano y algunos tarde. Si orientamos nuestra forma de trabajar al logro de metas o resultados, será más sencillo para las empresas ser flexibles en cuanto al horario de entrada y/o de salida riguroso.

Es una extraordinaria motivación para el empleado cuando entiende que puede ser dueño de su tiempo siempre y cuando esté generando resultados y cumpliendo sus objetivos diarios, se acaba el “calentar sillas” y la empresa se verá beneficiada con su planeación de tiempos de entrega.

Salir temprano los viernes:

Si el horario flexible no te convence, tal vez proponer una jornada laboral reducida el viernes sea una mejor opción. Ellos agradecerán el hecho de tener más tiempo el fin de semana y tú el de tener las tareas listas y sin pendientes.

Home Office:

Poder trabajar desde otro entorno distinto al de la oficina es una tendencia que muchos agradecen, el empleado no pierde tiempo en traslados y la empresa reduce costos.

No obstante quienes realicen esta actividad, deben ser empleados que sabes que no descuidarán su trabajo por no estar presentes en la oficina.

Días libres:

Darle a los empleados días libres ya sea por su cumpleaños o por reponerles tiempo personal por un viaje de negocios, siempre resulta ser un detalle muy agradable para ellos.

Guardería:

Ya sea en el mismo lugar de trabajo, por temporadas (vacaciones escolares) o permanente, sin duda es un beneficio de peso para muchos empleados que son padres y madres de familia.

Respecto al lugar de trabajo

Espacios de esparcimiento:

Podrías destinar una pequeña parte de tu oficina como sala de descanso, cafetería o comedor, o bien invertir en juegos (de mesa, billar, futbolito, electrónicos, etc.) y hasta en un gimnasio si tu presupuesto lo permite.

Ambiente agradable:

Aunque suene increíble, el lugar de trabajo también influye en la productividad y ánimo de tu personal, por lo que mantener las instalaciones limpias, contar con los espacios amplios,  adecuados y hasta las herramientas necesarias es vital. También podríamos hablar del clima laboral, que las relaciones interpersonales en la oficina propicien a que sea realmente su segunda familia.

Libertad:

Para muchos es un arma de doble filo, sin embargo, dependiendo la actividad que se realice, se puede permitir un poco más de libertad de tomar decisiones, hacer sus hobbies, el que tengan acceso a redes sociales, escuchar música (a bajo volumen o bien con audífonos para no molestar a otros), etc.

Descuentos de empleado:

Ya sea en los productos de la propia empresa, de los clientes o bien, en otros productos o servicios con los que la empresa haga un convenio; además de crear un sentido de pertenencia, son un beneficio muy valorado.

Beneficios de oficina:

Aunque ya lo habíamos mencionado, no puedes pasar por alto el quizá proporcionarles café o agua gratis, llevarles fruta un día por semana, comprarles pizza o sushi si por alguna razón tuvieron que quedarse horas extras a terminar alguna emergencia e incluso tal vez tener disponibles algunos paragüas con el logo impreso de tu marca para aquellos días de lluvia sorpresiva.

Capacitación:

Para que los empleados no se sientan estancados una excelente estrategia es generar un plan de desarrollo profesional. Les servirá a ellos en su crecimiento profesional y a ti al contar con personal calificado, así que no dudes en invertir en cursos, diplomados e incluso talleres vivenciales o team building como los de Ludicorp que permitirán potenciar y desarrollar habilidades necesarias para tu empresa.

Como puedes ver hay muchísimas ideas que puedes implementar, únicamente tienes que conocer a tu personal y ser empático en cuanto a sus necesidades. Inclusive algunas empresas ya empiezan a realizar un modelo de retribución a la carta en donde el empleado puede escoger un número determinado de prestaciones o beneficios (tanto económicos como emocionales) que a él le interesan sobre las otras, pero esto ya será tema para otro artículo.

Síguenos en nuestras redes sociales para mantenerte al día sobre éste y otros tipos de temáticas, pero también para platicarnos ideas interesantes que emplean en tu empresa. ¿Qué tipo de salario emocional les brindan? ¿Cuál les funciona mejor?